🚢 COLONIA EN 2 DÍAS 🚢

Pensando un plan de festejo de cumpleaños distinto para el año 2018, nació la idea de pasar un fin de semana en la otra orilla del Río de la Plata: Colonia del Sacramento. A tan sólo 1 hora de Buenos Aires podíamos cambiar de aires y visitar esta ciudad colonial uruguaya.

Día 1

Llegamos a la terminal de ferry porteña con un cielo gris y bastante frío para estar a unos días de nuestra primavera. Tomamos el barco de Colonia Express, y antes de las 10 de la mañana pisamos suelo uruguayo.

Terminal Colonia Express de la Ciudad de Buenos Aires

★Tips: Los tickets del ferry suelen tener precios más bajos si se compran con anticipación o aprovechando alguna oferta en la web de Colonia Express★

Desde el puerto caminamos por la costa hacia el Bastión de San Miguel, que es un fuerte histórico con vistas panorámicas imperdibles. Tomamos unos mates contemplando el Río de la Plata y empezamos el recorrido del casco histórico por la Calle de los Suspiros. Seguimos caminando hacia las ruinas del Convento de San Francisco y paramos a fotografiar el Faro de Colonia. Continuamos hacia la Plaza Mayor, el Museo del azulejo y el Paseo San Gabriel. Nos detuvimos en la Plaza de Armas, frente a la cual se encuentra la Basílica del Santísimo Sacramento.

★Tips: Cuando armamos recorridos de este tipo nos resulta muy útil marcar los puntos de interés en Google Maps y luego planificar el itinerario. También descargamos los mapas por si tenemos problemas de conexión★

Calle de los Suspiros, Faro de Colonia y Plaza Mayor

Con la caminata y la llovizna acompañándonos llegó la hora del esperado almuerzo. Habíamos reservado una mesa en el restaurant Charco Bistró con vistas al río.

Almuerzo en Charco Bistró

Después de almorzar seguimos sin rumbo por las callecitas de la ciudad vieja, y tomamos la Rambla Cristóbal Colón que nos llevó hacia la feria artesanal.

Vista a la Basílica del Santísimo Sacramento

El paseo por la costa pasa a llamarse Rambla de las Américas, y tiene algunas playas para poder visitar como Playa Urbana Balneario Municipal, El Álamo y Las Delicias. Así, casi sin querer, llegamos al Costa Colonia Riverside Boutique Hotel, donde disfrutamos la tarde en la piscina interior climatizada y el sauna seco.

★Tips: En verano pueden disfrutarse los distintos balnearios de aguas calmas y playas amplias, y contemplar el atardecer sobre el río★

Rambla costera de Colonia del Sacramento

Por la noche volvimos al centro histórico, esta vez en taxi, para cenar en una parrilla con asado y ensaladas libres llamada “Sos Gardel”. Está ubicada sobre una de las arterias principales, Av. General Flores, con mesas al aire libre en el jardín exterior y a una cuadra del Casino Nuevo. Salimos a caminar nuevamente bajo la luz de la luna antes de regresar a nuestro hotel.

Vista a la Basílica del Santísimo Sacramento desde la Plaza de Armas

★Tips: Existen alojamientos en el Casco Histórico que permiten moverse sin necesidad de transporte. Nosotros elegimos el Hotel Costa Colonia por sus servicios, más que por su ubicación★

Fuerte marítimo Bastión de San Miguel
Una de las calles del centro histórico

Día 2

Salimos temprano por la Rambla de las Américas para conocer la Plaza de Toros Real de San Carlos, a 5 km del centro de Colonia. En el camino encontramos un pequeño santuario de la Virgen de Guadalupe, un mirador con asientos para contemplar el Río de la Plata, y una zona de parrilleros públicos en la Playa urbana Real de San Carlos

Vista a la playa Oreja de Negro
Vista desde la Avenida Mihanovich a la Plaza de Toros
Plaza de Toros Real de San Carlos

Almorzamos en el amplio balcón de la habitación, que cuenta con kichenette y toda la vajilla necesaria. El restaurante del hotel, Morena Resto-Bar, dispone de una carta con room service, así como la opción de reservar una mesa frente a la piscina exterior. Después del check out, caminamos por la Rambla hasta el Puerto de yates, y nos quedamos disfrutando de las vistas al río. Cerramos el día brindando con unas cervezas en un bar sobre el muelle.

Restó bar con vista a la escollera del Puerto de Yates
Vista al Bastión de San Pedro
Atardecer sobre el Río de la Plata

Antes de partir

Mientras esperábamos para embarcar, el cielo del atardecer en Colonia parecía pintado de colores rosados y lilas. Muy pronto empezamos a contemplar las luces lejanas de nuestra querida Buenos Aires, mientras atravesamos el Río de la Plata, con una sonrisa, y felices de haber elegido este destino como festejo de cumpleaños.

Leave a Comment

Your email address will not be published.