📝El tranvía de Lisboa

Existen muchas maneras de recorrer Lisboa y sus empinadas calles, admirar cada rincĂłn y sentarse en algĂșn mirador sin tiempos mientras se escuchan Fados. La melancolĂ­a de la ciudad embriaga.

Era el momento de subirnos a el tranvía de Lisboa, sus ruidos estridentes surcaban las calles, y la campanita que sonaba el chófer hizo que recorriéramos hacia la línea 28. Esa línea es parte de los símbolos de este lugar mågico.

Hay varias líneas de tranvía y las paradas suelen estar en los barrios y lugares estratégicos de la ciudad. La 28 pasea por Martin Moniz y pasa Graca, Alfama, Baixa y Estela en el Barrio Alto. Se puede subir y bajar, o relajarse en el paseo durante los 40 minutos que tarda en hacer su itinerario.

Con las ventanas bajas, con sus bamboleos, con los gritos de su gente, con postales en la Catedral, con los versos de Pessoa en la mente “yo he visto todo lo que nunca habĂ­a visto”.

LĂ­nea 28E del tranvĂ­a de Lisboa

Recorridos del tranvĂ­a de Lisboa

28E: de Martim Moniz al Cementerio de Prazeres

15E: de Figueira a Belém

25E: de Figueira al Cementerio de Prazeres

12E: lĂ­nea circular por Alfama y la Baixa

24E: del Barrio Alto a la Avenida Conselheiro Fernando de Sousa

18E: del centro de Lisboa a Ajuda

Leave a Comment

Your email address will not be published.