✈︎ EGIPTO EN 9 DÍAS ✈︎

En nuestro segundo itinerario de viaje por Egipto en 9 días en el 2021, el destino y la pandemia cambiaron los planes, y vivimos unas increíbles 31 noches en la tierra de los faraones. Vamos a ir contándoles paso a paso los itinerarios por Egipto que fuimos armando, mientras la incierta fecha del vuelo de regreso nos daba más días para disfrutar. 

Día 1

El vuelo de Estambul a la ciudad de El Cairo apenas tardó dos horas. Nos esperaba en el aeropuerto Mostafa Ahmed Said de @egipto.infinito para comenzar nuestra segunda experiencia por este país milenario. El Sofitel Cairo Nile El Gezirah se asomaba a lo lejos, entre el ruido infernal de las bocinas y la calma del Nilo, y nuestra habitación desde los pisos altos del hotel tenía la mirada justa de la ciudad y su río.

TIPS: Las zonas más populares para hospedarse son en Guiza, en las inmediaciones de la Plaza El Tahir y en la isla Zamalek

Vista desde la habitación del Hotel Sofitel Cairo Nile El Gezirah

Salimos rápidamente del aeropuerto y en el barrio de Heliópolis visitamos la Catedral Basílica de la Virgen de Fátima, la zona donde las influencias europeas fueron moldeando su historia. También pasamos por el Baron Palace con su arquitectura hindú y sus fantasmas de la aristocracia cairota. Cansados elegimos cenar en unos de los tres restaurantes del coqueto alojamiento, cuyas mesas salpican con las aguas de los faraones.

TIPS: Viajamos en septiembre, aconsejamos llevar ropa de verano ya que las temperaturas durante el día rondaban los 35 grados ★   

Vista desde la habitación del Hotel Sofitel Cairo Nile El Gezirah

Día 2

Las pirámides, su mística, sus formas. Después de un desayuno de antología en el Sofitel esperamos  a Gigi nuestra guía que nos acompaña por el rumbo de los constructores. Primero nos dirigimos a Saqqara, aunque ya habíamos visitado este lugar en el 2018, se hicieron remodelaciones y mejoras que nos hicieron sentir como si lo conociéramos por primera vez.

Pirámide escalonada de Zoser en Saqqara

Visitamos el museo de Imothep, el arquitecto responsable del diseño del complejo funerario del Rey Zoser. En el lugar se encuentra la pirámide escalonada, el gran monumento ancestral y la primera de todas las pirámides. Ingresamos a la misma y recorrimos las ruinas mientras Gigi relataba apasionada las ceremonias que tuvieron lugar en cada uno de los espacios, la tumba o mastaba de Ti, un alto funcionario de la dinastía V, donde los bajorelieves, puertas falsas y el serdab nos dejaron sin palabras. (El serdab es una cámara inaccesible donde se colocaba una estatua del difunto, la cual puede observarse desde pequeños orificios que se encuentran sobre la pared).

Foto del Serbad en la Tumba de Ti

Entramos al Serapeum, la necrópolis subterránea donde fueron enterrados por más de 1000 años los toros sagrados que representaban al dios Apis. El lugar posee un halo de misterio y caminarlo sin turistas hizo que recorrerlo haya sido sorprendente.

TIPS: El museo de Imothep y el Serapium no suelen estar incluídas en las visitas a Saqqara, los tickets pueden comprarse en la boletería de ingreso ★

Volvimos a la carretera con destino a Dashur, en busca de las huellas de un gran constructor olvidado por la historia: el Rey Esnofru o Snefru, primer faraón de la dinastía IV (2543-2436 a.C.) y padre de Keops, quién edificó la gran pirámide de Guiza. Visitamos la pirámide Acodada y la pirámide Roja, en las cuales pudimos ingresar sin abonar una entrada extra, y retribuyendo con una propina a sus cuidadores. Adentrarse en estos monumentos por túneles de techos bajos, apenas iluminados, es un viaje en el tiempo. Admirar las construcciones que llevan en pie más de 4.000 años y conocer sus cámaras secretas es palpar la eternidad. Esnofru fue el primero que consiguió una pirámide con caras lisas y sentó las bases de la pirámide perfecta atribuída a Keops.

TIPS: Si visitan Egipto en 9 días por primera vez el punto de partida de esta etapa de la historia faraónica es Menfis, capital del Imperio antiguo ★

Pirámide Roja en Dashur

La última parada son las pirámides de Guiza y la eterna Esfinge. Nunca dejará de sorprendernos la inmensidad de estas construcciones. Los relatos sobre los ritos y las técnicas hacen volar la imaginación al punto que los colores dorados parecen resurgir con los rayos del sol. Hemos hecho visitas guiadas y por nuestra cuenta, recomendamos ambas opciones. Recorrer con un guía incluye el traslado entre las pirámides que en días de verano puede hacerse muy pesado para caminar, y nos aporta historia y curiosidades que complementan la experiencia.

Ir por libre en el horario de apertura (8 a 16 horas) es un excelente plan. Son pocos los turistas que madrugan, con lo cual pueden sentarse a contemplarlas, meditar o sacar mil fotografías con la única distracción de los vendedores egipcios, quienes con educación y en español entienden si no estamos interesados. Se puede llegar en Uber o caminando si se hospedan en los hoteles con vistas. La entrada es de 280 libras egipcias (apróx. 15 dólares) en julio del 2022.

TIPS: Si poseen varios días en El Cairo les aconsejamos dividir en dos días estas visitas para evitar las horas de más calor y disfrutar con más tiempo estas maravillas del mundo antiguo ★ 

Pirámides de Guiza por la mañana

Día 3

Comenzamos el día desde las terrazas del hotel Sofitel con vistas al Nilo, un café humeante y un té con menta fueron la compañía mientras esperábamos que un conductor nos pase a buscar para ir al Oasis de Bahariya. Es un viaje de 4 horas en auto, y se ubica a 340 kilómetros de El Cairo. Llegamos a Ahmed Safari Camp, un cálido alojamiento donde después del almuerzo y una charla con el responsable del lugar pusimos el punto de partida del tour en 4 x 4.

TIPS: No es posible realizar este viaje por libre, por cuestiones de seguridad y permisos hay que contratar un guía local que nos lleve a este Parque Nacional de Egipto. Pueden hacer un tour privado o en grupos reducidos ★

La primer parada fue el Desierto Negro, y desde ese momento los distintos paisajes, formaciones rocosas y manantiales de agua termal colmaron nuestra mirada de asombro y fascinación. Lo único que van a necesitar es ropa de baño, protector solar y un sombrero.

Vistas increíbles en el Desierto Blanco

Hay experiencias que son díficiles de transmitir y esta es una de ellas. Tuvimos vistas panóramicas soñadas, hicimos sandboard, nos sentamos sobre una montaña de cuarzo y desde un punto estratégico elegido por nuestro guía vimos uno de los atardeceres más bellos que podamos recordar.

Atardecer en el Desierto Blanco

Luego del highlight del atardecer creímos que sólo restaba ir a descansar al campamento, pero la noche tuvo tanta magia como el día.  Nuestro conductor preparó una fogata, y mientras él cocinaba la cena, empezamos a ver las estrellas y la luna sobre el desierto. Después de cenar, nos preparó un té con menta sobre el fuego aún encendido y dispuso las bolsas de dormir sobre la arena. Afortunadamente, nos despertó un zorrito en la madrugada y ahí pudimos apreciar el cielo sin luna. El silencio era sobrecogedor, las estrellas brillaban más en las fotos del celular y no haber usado la carpa nos dio el plus de aprovechar cada vez que abríamos los ojos.

TIPS: Existe la opción de pasar dos noches en el desierto, una en el campamento del Desierto Blanco y la segunda en los hoteles de Bawiti, capital del Oasis de Bahariya. Pueden incluirse viajando por Egipto en 9 días ★

Noche en campamento en el Desierto Blanco

Día 4

Antes del amanecer, con el desayuno listo, nos sentamos con la calma del desierto y el espectáculo del sol saliendo entre las rocas blancas. En el camino de regreso hicimos algunas paradas y pudimos observar manadas de camellos en su hábitat natural.

Regresamos al Ahmed Safari Camp donde emprendimos el viaje de regreso a El Cairo, y cerramos la tarde en la piscina infinita del hotel Sofitel.

Piscina del Hotel Sofitel Cairo Nile El Gezirah

Si se hospedan en hoteles en el centro de la ciudad por la noche se puede salir a caminar y encontrarán una gran variedad de opciones para cenar o beber algo. El tránsito nunca descansa en la capital egipcia así que las bocinas serán el sonido ambiente de cualquier salida nocturna.

Rotonda en la Plaza El Tahrir

Día 5

Fuimos al aeropuerto para tomar el vuelo doméstico a Luxor, donde nos esperaba el guía para comenzar el itinerario.

Luxor, llamada Tebas, fue la capital del imperio antiguo por 1500 años. Hay lugares imprescindibles para visitar, lugares muy poco conocidos y recientes excavaciones que siguen develando templos y tumbas de uno de los períodos claves en la historia faraónica. Empezamos visitando los colosos de Memnón, el Valle de los Reyes (el ticket incluye la entrada a 3 tumbas), y Deir el Bahari, el inigualable templo de la reina Hatshepsut.

Si tuviéramos que decir una sola cosa sobre la necropólis de Tebas sería sobre sus colores. Las tumbas conservan vívidamente los azules, dorados y rojizos que habrán desvelado durante siglos a los incansables artesanos y artistas.

TIPS: En el 2018 se abonaba un extra por tomar fotografías dentro de las tumbas del Valle de los Reyes, pero en este viaje pudimos ingresar con nuestros celulares sin cargo. Si ingresan con una cámara fotográfica tienen que abonar 50 libras egipcias (apróx. 3 dólares) en julio del 2022

En este viaje de Egipto en 9 días no teníamos prisa, así que al mediodía dejamos el calor del desierto para disfrutar del hotel Sonesta Saint George en Luxor, sobre la orilla oriental del Nilo.

Templo de Hatshepsut Deir el-Bahari

Día 6

Empezamos con Medinet Habu, un recinto amurallado en torno a lo que fue el templo funerario de Ramsés III. Los bajorelieves del muro de ingreso y los colores en sus techos llegan casi intactos a nuestro tiempo, es un templo maravilloso si disponen de más tiempo en Luxor.

Templo funerario de Ramsés III Medinet Habu

A continuación, entramos en 3 tumbas del Valles de los Nobles. La característica distintiva de las mismas es que reflejan actividades de la vida cotidiana egipcia: agricultura, caza y pesca. Podemos admirar sus técnicas para producir vino, para hacer ladrillos o perfumes. Son más pequeñas que las del Valle de los Reyes, pero tienen a su favor el realismo de sus pinturas y la posibilidad de verlas a solas por la escasez de turistas.

Tras las huellas del gran faraón Ramsés II, llegamos al Ramesseum, que era un lugar de culto para el dios Amón y para el rey divinizado, y se encontraba de un modo simbólico unido con la tumba del faraón en la necrópolis de Tebas. Sólo resta una parte del torso de una estatua de Ramsés II que nos permite admirar, una vez más, las magnitudes de sus obras, recordando las figuras que se erigen en Abu Simbel. 

Pilares que representan al Dios Osiris en el Ramesseum

Nuestra próxima parada fue muy emocionante, ya que el cuidador de la Tumba de Ay nos entregó la llave para que podamos abrir la reja que da acceso al corredor de la tumba, siendo los únicos que estábamos en el llamado Valle de los Monos. Este valle occidental es mucho menos transitado, está rodeado por las montañas de roca, que hacen que tenga una mística especial. Ay es el sucesor de Tutankamón y se cree que fue el padre de la reina Nefertiti, esposa del faraón Akenatón.

TIPS: Para visitar la tumba de Ay se necesita comprar un ticket en la taquilla de ingreso del Valle de los Reyes ★

Tumba de Ay en el Valle de los Monos

Nos esperaba el Valle de los Artesanos llamado Deir el Medina, que fue una ciudad fundada por Tutmosis I para albergar a los constructores de las tumbas del Valle de los Reyes y del Valle de las Reinas. Artesanos, obreros, escribas, y médicos, residían en casas de aproximadamente 60 m2, y eran provistos de todo lo necesario para la vida cotidiana. Por 400 años familias de trabajadores habitaron esta ciudad y cada mañana comenzaban su jornada laboral a través de un sendero de no más de 1 km que los conducía al Valle de los Reyes. 

Tumba de Nebenmaat TT219 en Deir el-Medina

Otro atardecer sobre el Nilo, mientras se encienden las luces que iluminan la necrópolis de Tebas, nos hizo sentir la magia de viajar a Egipto en 9 días.

Atardecer desde la habitación del Hotel Sonesta Saint George

Día 7

Desde que vimos el documental sobre la británica Dorothy Louis Eady, conocida como Omm Seti, quisimos conocer el templo de Abydos. Su historia cuenta que vivió muchos años en Egipto, trabajó como arqueóloga y afirmaba haber tenido una vida pasada como sacerdotisa en Abydos.

Fachada del Templo de Abydos

El templo se encuentra a 4 horas de Luxor, fue ordenado a edificar por Seti I, padre del faraón Ramses II, hace 3150 años. Padre e hijo figuran en la famosa  lista real de faraones que comienza con Menes, primer rey y artífice de la unificación del Alto y Bajo Egipto. Algunos nombres han sido omitidos en esta historia, lo cual hace que sea aún más interesante pensar en la censura de esta sucesión faraónica.

Columnas en el interior de Abydos

Recorrimos cada una de sus siete capillas y disfrutamos unos momentos a solas para contemplar los espacios de culto a Seti I, Ptah, Re Horakhty, Amón Re, Horus, Osiris e Isis.

En el exterior el “Osirión”, templo de Osiris, contiene uno de los grabados más antiguos de la flor de la vida, el cual permanece inalterado y misterioso sobre uno de los muros.  

TIPS: Después del crucero por el Nilo pueden aprovechar a pasar 2 o 3 noches en Luxor y desde allí dedicar un día a Abydos y Dendera ★

Dejamos atrás el templo de Seti I, a 100 km y 3 mil años de distancia nos esperaba Dendera. Construído en la época ptolemaica, los azules intensos de sus techos y columnas nos permiten soñar como habrá sido en los tiempos de Cleopatra.

El zodíaco o planisferio de Dendera fue traslado por Napoleón y hoy se puede ver en el Museo del Louvre, habiendo dejado un replica en una de las capillas del Templo de Hathor. Las constelaciones zodiacales, la ubicación de los planetas y las referencias a eclipses han sido talladas sobre piedra en posiciones cercanas a la del año de fundación del templo por Ptolomeo hacia el 51 a.C.

Primer sala hipóstila con 18 columnas en Dendera

Muchos afirman que ciertas imágenes son adelantos de inventos del futuro como un barco, una lámpara y un helicóptero. Al salir del recinto en la cara exterior de uno de los muros aparece Cleopatra VII y su hijo, conocido como Cesarión,  el descendiente de Julio César.

El camino de regreso atraviesa pueblos y ciudades que nos permiten observar más de cerca la cotidianeidad egipcia, lejos de los faraones y sus jeroglíficos.

Día 8

La fachada de Karnak impresiona siempre. Las esfinges que rodean el camino de acceso, la altura de sus muros y las siluetas de sus columnas son el preludio del templo religioso más impactante de todo Egipto.

Templo de Karnak

Dejarnos llevar por los rincones, alejarnos un poco de las multitudes y volver a perdernos entre las 134 columnas de la sala hispóstila, como si lo visitáramos por primera vez.  Nuestro guía egiptólogo nos hizo viajar al tiempo de esplendor de estas construcciones, y transitamos espacios menos frecuentados.

La capilla roja de Hatshepsut en Karnak

Durante 2.000 años los sucesivos faraones fueron dejando su huella agregando templos, capillas menores y hasta un zoológico. Toda visita será maravillosa y a la vez, nos iremos sabiendo que queda mucho por conocer. 

TIPS: Karnak con sus más de 5.000 m2 se aprovecha muchisímo más con un guía, por magnitud del espacio y por los miles de años de historia ★

Continuamos con el Museo de Luxor, el cual a diferencia de otros tiene un espacio reducido pero con una ambientación y colección que vale la pena. Está ubicado a sólo 10 cuadras del Templo de Luxor, junto al Nilo, donde amarran la mayoría de los cruceros. Es una visita que pueden hacer por su cuenta y que no suele estar incluída en los tours. Luxor es el museo al aire libre más grande del mundo con lo cual siempre algo nos queda pendiente.

Seguimos bordeando la orilla del Nilo hasta llegar al templo que lleva el nombre de la ciudad. Construído por los faraones Amenhotep III y Ramsés II, fue dedicado al Dios Amón y está conectado con Karnak a través de la re-inaugurada Avenida de las Esfinges (Pueden ver videos y fotos de la espectacular ceremonia de noviembre del 2021).

TIPS: Si por presupuesto o gustos eligen conocer cada templo por libre nuestro consejo es que lleven una guía impresa donde puedan observar las fotos y explicaciones de cada monumento. Una lista de los 10 imprescindibles los dejará con gusto a poco ★

Cerramos el día con el espectáculo de luces y sonidos en Karnak. Fuimos los primeros en entrar bajo la luz de luna que iluminaba el ingreso del templo. La experiencia fue inolvidable por muchas razones (algunas muy subjetivas!). No se trata de un show estático, el transcurrir de las historias va acompañado de una caminata entre distintos puntos donde las proyecciones entre luces y sombras crean una atmósfera única.  El recorrido llega hasta el Gran Lago Sagrado, donde la emoción y la grandeza quedaron capturadas en imágenes que no olvidaremos. 

Ingreso al Templo de Karnak para el show de luces y sonidos

TIPS: El Sound & Light Show se realiza en las Pirámides de Guiza, Abu Simbel, Philae y Karnak. Se trata de un relato con música y luces proyectadas sobre estatuas y muros ★

Día 9

El último día en Egipto se convirtió en el primero en un país vecino. El vuelo desde Luxor al aeropuerto de El Cairo, nos llevó a conectar con nuestro próximo destino: Jordania. La duración es de 2 horas y al mediodía estábamos en un auto camino al Desierto de Wadi Rum.

★TIPS: Se puede combinar Egipto y Jordania por tierra. Desde la ciudad egipcia Taba se cruza hacia Israel. Allí desde la ciudad de Eliat se pasa la frontera a Aqaba en Jordania

Antes de partir

Volver fue cumplir lo que nos prometimos el día que dejamos Egipto por primera vez. Elegimos otra ruta con otros tiempos, sabiendo que lo imprescindible no nos corría y que cada elección había sido pensada, estudiada y soñada durante meses. Se puede volver a los mismos lugares y sentir cuánto ellos y nosotros hemos cambiado. Volver no es repetir sino mirar con otros ojos.

Más días en Egipto? Aquí tienen nuestro primer viaje Egipto en 12 días 👇👇

1 thought on “✈︎ EGIPTO EN 9 DÍAS ✈︎”

  1. Pingback: ✈︎ EGIPTO EN 12 DÍAS ✈︎ - pensandoviajes.com

Leave a Comment

Your email address will not be published.