📝 El mágico Pueblo Azul

El vuelo desde Barcelona a Tánger casi ni se nota, cruzar el Mediterráneo desde el cielo es como ir en una alfombra de colores vivos, esos mismos que nos iban a sorprender a nuestra llegada a Chefchaouen, un pueblito de ensueño en el Marruecos profundo.

En Tánger nos esperaba Hamid con su Mercedes baqueteado de tanto ir y venir desde el Mar hasta La Cordillera del Rif. En esas dos horas y media de viaje, no paró de hablar de su país, de sus anécdotas y de los paisajes, fue un enorme placer hacer estos kilómetros con él.

La llegada fue muy emotiva, lo que veíamos en las fotos era una pequeña parte de lo hermoso que es este lugarcito, el Azul se te impregna en la retina, hay una calma con sentidos. La Plaza es nuestro punto de arranque. Empezar a caminar por las callecitas con las valijas buscando nuestro Hotel, los aromas de las especias, los polvos de mil colores para las tinturas y la amabilidad de la gente del lugar nos llena y nos conmueve, perderse para encontrarse dijo alguno por ahí y es lo que nos pasó en esos momentos.

Encontramos nuestra morada: Hotel La Petite Chefchaouen, un lugar chiquito y bien ubicado, cuyo mayor atractivo es su terraza con vistas que no tienen parangón. Enseguida subimos y hacemos una panorámica con nuestros ojos. Estamos listos para vivir nuestro nuevo destino.

Salimos a comer y nada mejor para eso que saborear un riquísimo tajín en un restaurant típico marroquí de la Plaza Outa El-Hamman, el centro mismo de este laberinto hermoso que es el Pueblo Azul.

Tuvimos dos días intensos, llenos de caminatas interminables, en donde subimos escaleras infinitas, nos sorprendimos contemplando la cordillera del Rif, nos tomamos un descanso en un hotel coqueto con un mirador increíble mientras disfrutamos de una cerveza helada, invadidos por esta sensación de no querer partir, de sentir que el pasado es solo una convención y que todas las almas se encuentran en cualquier callecita de este lugarcito mágico que se llama Chefchaouen.

Leave a Comment

Your email address will not be published.